Translate

lunes, 14 de noviembre de 2016

12 conclusiones que podemos sacar de Harry Potter y el NIño Maldito (Harry Potter and The Cursed Child)





12 conclusiones que podemos sacar de Harry Potter y el NIño Maldito (Harry Potter and The Cursed Child)

1.      Obra de bastante bajo nivel aunque sea obra de teatro.

2.      Ganas de extender una saga (Harry Potter) que nos hace pensar en que se busca un beneficio económico y sin calidad



3.      No cuenta mucho más sobre el mundo mágico de lo que ya se sabe. Apenas hay pinceladas y detalles del mundo mágico, pero son escasos y bastantes predecibles, y por supuesto, hay mucha repetición de los datos que ya se conocían y que se asemejan a los recursos ya utilizados en la Saga de libros.

4.      Personajes recurrentes que no terminan de encajar. Como es el caso de Delphini Diggory, el amigo de los niños, que solo aparece apenas para ser víctima de Delphi, así como el uso de Cedric Diggory como desencadenante de toda la obra.



5.      Uso de fanfics. Podemos ver trazos de fanfics y escritos de fans de la saga, cosas recurrentes como que Voldemort tenga un hijo, un guiño a un amor entre Hermione y Draco, el tema encubierto de la posible homosexualidad de los personajes más jóvenes, etc.

6.      Mal uso de personajes. Caso de Ron con su caricatura graciosa o de Snape como un personaje que no encaja en nada  y más gracioso y relajado o Delphi, así como algunos olvidados, como es el caso de Ted Tonks, el hijo pequeño de los Weasley, Luna Lovegood, etc.



7.      Unos personajes muy bien elaborados y humanos y otros que o no aparecen, o son creados para rellenar huecos o hacer gracia.

8.      El uso del tiempo como un tópico demasiado repetitivo y con un final inalterable y soso, además de “acabar felices y comer perdices”.

9.      Sensación de un futuro que podría continuar a pesar de lo que diga Rowling (Delphi no acaba muerta, sino en Azkaban, que aunque sea protegida por humanos, cualquiera puede escaparse.



10.   Ha dejado mal sabor de boca a los grandes fanáticos de Harry Potter que esperaban mucho más de Rowling, conocida por usar estrategias que sorprenden al lector o la sorpresa al final de la obra y la manera en que en cada libro va dejando pistas sobre el final sin que el lector pueda llegar a saber el final a pesar de dichas pistas. La obra no llega a la calidad de los libros y la genialidad de Rowling y eso que ella ha contribuido, pero parece ser algo preparado con poco interés de la saga y más por otros intereses ajenos a los de los fans.

11.   Pero a pesar de todo, nos permite conocer algunos detalles del futuro de los personajes principales y la visión de un mundo de terror a través de un viaje en el tiempo si las cosas no hubiesen sido como deberían. Calma el hambre de datos para los fans, pero insuficiente para el gran y maravilloso mundo de Harry Potter donde podría explotar más el mundo mágico y crear detalles maravillosos para que conociésemos aún más el universo mágico.

12.   A pesar de las críticas, la puesta en escena, según las críticas, es lo suficientemente buena para que aquellos que van a verla se olviden de algunas lagunas en la trama y se sorprendan por los efectos especiales y decorados. La pregunta sería si emociona más cuando ves la obra, los efectos especiales y la puesta en escena o la trama en sí… 


Y hasta aquí el análisis de Harry Potter and The Cursed Child (o Harry Potter y El Niño Maldito), espero que os haya gustado y por supuesto que todas mis conclusiones sirvan para los lectores y aquellos que les gusta analizar el mundo de Harry Potter.